En esta serie, compartimos contenido de nuestros socios, que brinda una guía práctica sobre la administración de su negocio y el cuidado de su fuerza laboral tanto durante como después de la  pandemia de COVID-19 .

1. Alinearse con recursos humanos y TI

El imperativo número uno en la lista para los directores financieros es comprender el impacto de esta (y otras) crisis en los empleados de su organización y sus familias, y hacer planes para virtualizar el negocio. Por supuesto, muchas empresas ya se han visto obligadas a hacerlo, pero otras aún pueden estar en las primeras etapas de la virtualización, dependiendo de factores como dónde se encuentran sus operaciones. Además, los expertos en el lugar de trabajo predicen que uno de los legados de COVID-19 es que el trabajo remoto continuará de alguna forma en un grado mucho mayor que en el pasado después de que termine la pandemia.

Esto significa que los directores financieros no necesariamente deben considerar el trabajo remoto como una situación a corto plazo. Y si aún no lo han hecho, deben centrarse en la virtualización de las finanzas y otras funciones, lo que requiere una estrecha alineación con los recursos humanos y la tecnología de la información. “Los directores financieros deben apoyar este cambio y liderar con el ejemplo”, señalan los autores del artículo. “Al trabajar con Recursos Humanos y TI, los CFO deberían determinar formas de ayudar a su personal a conectarse en línea y elevar el compromiso de los empleados en general. La virtualización del trabajo puede potencialmente socavar las fuentes tradicionales de satisfacción laboral”.

No se pierda nuestro seminario web del 25 de Junio: “Gestión de la Rentabilidad” 

2. Refuerzo de liquidez

El artículo de nuestro socios también menciona que ahora más que nunca, los CFO deben asegurarse de que el negocio tenga suficiente efectivo y liquidez para sus operaciones comerciales diarias. Nuestro socio, ofrece una serie de pasos para que los CFO aseguren y controlen la liquidez, además de administrar sus relaciones financieras y de calificación crediticia.

La primera área es el modelado del flujo de efectivo , o el pronóstico del flujo de efectivo, que puede ayudar a los directores financieros a identificar cuántas semanas de liquidez tiene la compañía bajo escenarios comerciales estresados. Esto es particularmente importante en tiempos de incertidumbre económica, cuando una empresa puede extenderse financieramente hasta sus límites.

A medida que los gobiernos intervienen en un intento de apuntalar las economías en dificultades, los líderes financieros buscarán revisar el financiamiento y la liquidez para garantizar que tengan las facilidades de crédito adecuadas. El artículo de nuestro socio establece que “los directores financieros y los tesoreros están actualizando su comprensión de los acuerdos de deuda actuales y considerando si podrían existir posibles incumplimientos de los convenios financieros. Sea proactivo con los financieros para buscar exenciones y adelantarse a posibles problemas ”. 

Hoy, el papel del CFO en la gestión de riesgos y todo lo que abarca es más importante que nunca.

3. Gestionar riesgos

La crisis actual ha enfatizado el papel de las finanzas como algo más que el guardián estratégico  de los libros . Hoy, el papel del CFO en la gestión de riesgos y todo lo que abarca es más importante que nunca.

Las amenazas de seguridad internas  son un desafío  para la mayoría de las organizaciones en el mejor de los casos, y durante este tiempo particularmente tumultuoso, el riesgo podría ser mayor. Se sugiere que el CFO intensifique los controles internos para prevenir el fraude y aumentar la vigilancia ante tales riesgos. Del mismo modo, las amenazas externas al negocio, incluidos los ataques cibernéticos, pueden ser cada vez más comunes.

“A medida que las empresas virtualizan su fuerza laboral y crean más puntos de acceso externos a sus sistemas, potencialmente se vuelven más vulnerables a los riesgos cibernéticos, incluidos el robo de datos, el ransomware y otros ataques. La vigilancia y la inversión en ciberseguridad continuarán aumentando en importancia”, afirman los autores del artículo de CFO Insights.

En tiempos difíciles, las empresas pueden retirarse, y eso puede afectar la cadena de suministro. Las finanzas deben controlar la diversificación de la cadena de suministro y “monitorear los pagos de los clientes puede ayudar a mitigar estos riesgos. La gestión de riesgos de terceros sigue siendo crítica “.

Los autores concluyen con el siguiente pensamiento:

“Los directores financieros de las empresas con un sólido balance y reservas de efectivo probablemente estén en condiciones de aprovechar oportunidades para innovar, superar a sus competidores y crecer más rápidamente en la recuperación posterior”.

1 comment

  1. Me encanta toda la información que dan, y estoy de acuerdo, ahora las finanzas ocupan un lugar muy importante 😊.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.